sábado, 26 de julio de 2014

GUERRAS DE MENTIRA, DRAMAS DE VERDAD.










Sábado, mes de Julio. La niebla se ha marchado y nos ha quedado el sol. Estoy sentado leyendo y por la ventana de casa se cuela el sonido del televisor.


Un ruido estrepitoso me sobresalta.  Por encima de mi cabeza, a pocos metros, un par de aviones, paralelos, sobrevuelan veloces.


-“Horas de tregua en la franja de Gaza, después de una noche infernal de intensos bombardeos aéreos.”, escucho al otro lado de la pared. 


Dejo el libro a un lado y me tumbo boca arriba. El estruendo se acrecienta. Ahora son ya siete los aviones que vuelan en formación. Como si fueran una flecha, va dibujando con su rastro humeante la figura de un corazón.


-“La situación es dantesca, casas derruidas y humeantes, después de una noche infernal. El número de víctimas no para de incrementarse”, prosigue la corresponsal de televisión.


Oigo algarabía de chiquillos, ilusionados por el espectáculo aéreo, por las cabriolas y los dibujos que tenuemente van desapareciendo bajo el radiante sol.


-“Hay numerosas víctimas infantiles en un drama que se asemeja a una operación a corazón abierto, sin anestesia”, describe metafóricamente la informante.


Aquí, ya ha cesado el ruido. Vuelve la calma y el silencio a la tarde. Mañana volverá la fiesta. Por fin podré echar tranquilo la siesta.


Allí, en Gaza, mañana habrá terminado la tregua y continuará trabajando la aviación.


Aquí, todo ha sido una farsa, un juego para quemar queroseno en víspera de la verdadera actuación.


Allí, mueren los niños, caen las casas, gritan las madres y nadie duerme la siesta, porque hace ya mucho tiempo que no ha podido salir el sol. 

miércoles, 23 de julio de 2014

LA PROSTATA, EL MAR Y UNA SONRISA





La prostata es un órgano incuestionablemente varonil aunque funcionalmente un poco absurdo. Incrustado ( cual castaña) ahí abajo en las "cañerias" masculinas, su pobre secreción no compensa los frecuentes atascos que origina y los flujos que complica. ¡ asi de retorcida es la anatomía!. Eso cuando sus células no se encabritan y devienen en atípicas. Se impone entonces su aniquilación total: la "prostatectomia radical".

Aquí en Gijón, sin embargo, a los varones nos habia tocado la lotería. Pues ante la eventualidad de que esta glándula se agrandase o degenerase, ahi teniamos a un experto: JAVIER CUERVO. Urólogo de hábiles dedos y mejor sonrisa. La próstata y sus compañeros lo viviamos en el dia a dia. El sabia resecarla con maestria y muy pocas en el quirofano se le resistian.

Ahora se ha ido. En jubiloso retiro. Ha plegado velas en el hospital para izarlas allá abajo, en la bahía. en un viaje tranquilo, reposado, sin el estrés del sangrado inesperado o la sutura que se rompe, provocando el chorro de adrenalina.

Se ha ido el capitán, el jefe de servicio, pero su tripulación ha quedado preparada y bien instruida. Un grupo de urólogos jóvenes, bien armado, entrenado y dispuesto a seguir viaje en la vanguardia de la urología española. Javier Cuervo ha hecho un buen relevo, sin duda.

Cuando abundan los "mutis por el foro" de compañeros que huyen en estampida, destaca el gesto del abrazo o el apretón de manos de despedida del bravo urólogo, en el momento de la partida.

Buena travesia para el resto de tu vida, Javier. Que el viento sople siempre a favor y si alguna vez en tu corazón de marinero surge la nostalgia del galeno, tira para aqui arriba, que en Cabueñes tienes puerto donde buscar abrigo. Has dejado echada el ancla de una vida profesional plena y una tripulación de bata blanca encanecida. Nos alegrará volver a ver tu sonrisa y seguro, seguro que alguna de nuestras próstatas compartirán tambien esa alegria .

Buen viaje, marinero.


( EN RECUERDO DEL DR. JAVIER CUERVO, JEFE DE SERVICIO DE UROLOGIA DEL HOSPITAL DE CABUEÑES, QUE AHORA SE JUBILA)

viernes, 18 de julio de 2014

ESCRIBIR: UNA FANTASTICA HERRAMIENTA TERAPEUTICA.






                             "Espero poder confiártelo todo como aún no lo he podido hace con nadie,
                             y espero que seas para mí un gran apoyo”
                                                              (Diario de Ana Frank )



Poner negro sobre blanco” palabras y pensamientos:  escribir, es una herramienta terapéutica fantástica. Lo sabia bien la pobre Ana Frank cuando se refugiaba en su famoso diario en busca de consuelo y apoyo.



Nuestros pensamientos van y vienen , brotan de nuestro cerebro como pompas de jabón, juguetonas, y evanescentes, efímeras. Las ideas saltan de instante en instante, sin que nos dejen el recuerdo. Ese caos que sentimos en nuestro dialogo interno, necesita del sosiego de la escritura. Con ella ganamos libertad, nos convertimos en mas dueños de esos pensamientos transformados en  letras. Al materializarlos en un papel, podemos manejarlos mejor: borrar, corregir, ordenar, madurar... Escribir nos obliga a gestionar nuestro mundo interior de otro modo, con mas calma. Deja registro de nuestro estado anímico, nuestras emociones cotidianas, que pueden virar en relato, historia, novela o poesía, pero también en una herramienta para el alivio y el  tratamiento.



Cuando escribimos se implica por una parte el componente artístico y emocional de la creatividad ( hemisferio derecho) con otra mas racional, lógica y estructurada (hemisferio izquierdo) . Se establece una interrelación entre ambos con el resultado de un funcionamiento global del  cerebro, con una ejercitación cognitiva global. Un “fitness neuronal” extraordinario.



La escritura se utiliza mucho en Psicología. Como vehículo para sacar fuera aquellas vivencia o emociones que permanecen en el silencio mas profundo, haciendo daño. La contención de sentimientos y traumas emocionales genera estrés y este pude desencadenar procesos psicosomáticos que deriven en enfermedad. Echándolos fuera con la escritura, en cierta forma nos liberamos de ellos y encontramos alivio, aparte de  ayudar a nuestro terapeuta a orientar con su apoyo.



Igual que correr es bueno para el corazón  ( algunos preconizamos que también para el cerebro) , escribir es un bálsamo para el alma. Una válvula de escape a nuestro mundo interior y una formidable manera de recordarnos a nosotros mismos donde están nuestras debilidades, para que leyéndolas y repasándolas, transformarlas en fortalezas.



Hay estudios en pacientes con cáncer terminal, en los que escribir fue una terapia que les ayudo a estar mas serenos, menos ansiosos y con mas ánimo. Tampoco vamos a exagerar y convertir el folio, el lápiz o el teclado en  quimioterapicos .



Pero, auque la escritura no pueda curar enfermedades, si podrá ayudar a  mejorar nuestro estado anímico, reducir nuestra ansiedad y sus consecuencias físicas y mentales.



Y ¿ por qué no pruebas a coger un folio en blanco? Tomátelo con calma, no hay prisa. Pon en él lo que pase por tu cabeza, igual te hace sentir mejor y hasta descubres en una de esas, cualquier día,  que con esas letras que te han salido,  acabas de escribir un relato.



A mi hay veces que me ocurre.






jueves, 17 de julio de 2014

MÉDICO ¿ CORDIAL, SIMPATICO O EMPATICO?






La empatía esta de moda. A lo largo del siglo XX dentro de las habilidades mentales fue la cognición la que experimento mayor protagonismo. A finales de esa centuria apareció con fuerza el concepto de “Inteligencia emocional” (Goleman) revindicando la emoción como habilidad intelectual. En lo que llevamos de siglo XXI surgen otras orientaciones, fundamentalmente la “Inteligencia social” y sobre todo la “Empatía”. Pasando de una cultura de pudor a expresar las emociones humanas a revindicarlas como signo de fortaleza.


Para ser un buen médico no basta con  formación técnica y ser competente en el diagnostico. Se le presupone que debe estar dotado de una capacidad de comunicación y comprensión con el paciente. La empatía médica empieza a valorarse como una excelente herramienta de la practica clínica. Auque sea un instrumento no fácil de conseguir ni de practicar.

La cordialidad se presupone, pues no deja de ser una cuestión de modales o de buena educación. Y aunque en desuso –lamentablemente- en la sociedad actual, suele respetarse por lo general en la actividad asistencial sanitaria

Otra cosa, es dar un paso mas arriba y llegar a la simpatía y sobre todo conseguir ser empaticos .La simpatía suele nacer espontáneamente, sin necesidad de aprendizaje . Alguien te cae bien, “te da buena espina” y te sientes cercano afectivamente a su forma de ser, auque no tienes porque compartirla. Surge de forma natural

La empatìa ya es otra cosa. Es “una identificación mental y afectiva de un sujeto con el estado de animo de otro”, o en otras palabras “ es aquella capacidad de ponerse en el lugar del otro”. Y eso ya es complejo, no es innato, necesita de un aprendizaje y se va construyendo y mejorando con el tiempo.

Al médico no le enseñan a ser empático ni en la Facultad ni posteriormente. Se han logrado avances técnicos espectaculares en medicina pero nadie atiende ni invierte en las habilidades emocionales de los  profesionales. Parece interesar menos . Es mas, los escenarios asistenciales masificados , con incremento de litigios, conducen a posiciones defensivas en el profesional, que podrá seguir teniendo rigor pero va perdiendo  apego y se encierra en un caparazón de asepsia y hermetismo. 

Se ha experimentado la base neurocientífica del sentimiento empatico del dolor por los médicos. Hoy  se estudia casi todo. Y así en la Universidad de Chicago, se cogió a un grupo de médicos  ( y a sus parejas como grupo control) y se les practico una “resonancia magnética funcional”  mientras visualizaban videos de actos médicos que implican dolor (pinchar, por ejemplo) . Comparando con los controles, los médicos mostraban una respuesta significativamente menor en las regiones cerebrales involucradas con la empatía por el dolor.

Se desarrolla una sistema de protección (“ supervivencia emocional”) contra el dolor ajeno. Comprensible y probablemente necesario. En la actividad cotidiana de esta profesión se palpa mucho sufrimiento. Es complejo mantener el equilibrio entre los extremos de volcarse emocionalmente con el que sufre y hacer profesionalmente el oficio desde la una “cápsula blindada” a las emociones. El anhelado punto medio, allí donde suele estar la virtud. ¡ que difícil de conseguir ¡

Ponerse en el lugar de los demás, ser empáticos, vivir su sufrimiento como propio, tiene un coste personal difícilmente digerible. Máxime cuando lo tienes que hacer, solo, sin ayuda ni formación alguna, y apechugando con tus propios problemas, una vez que abandonas  tu trabajo y dejas colgada la bata- con su carga de sufrimiento-, en la taquilla. Por qué al día siguiente, más de lo mismo.


martes, 15 de julio de 2014

EL DERECHO AL OLVIDO



 


                                     “Quien controla el pasado controla el futuro.
                                                             Quien controla el presente controla el pasado”

                                                                              (George Orwell  1984)


El 13 de Mayo de este años, el Tribunal de Justicia Europeo estableció la normativa para que “Google”, el buscador más potente y famoso de internet, pusiese en ejecución los mecanismo para eliminar de sus bases de datos ( una gran “memoria universal”) las referencias de aquellas personas que así lo solicitasen.

La medida parece haber tenido éxito pues se han recibido unas 70.000 solicitudes, 6.000 de ellas españolas.

Se argumenta en las bases jurídicas el derecho a la privacidad, a la reputación digital, a la defensa del “ciberacoso”, medidas todas ellas en apariencia sensatas.

Pero con la misma argumentación podrían también eliminarse datos de las hemerotecas, de las enciclopedias, de los libros de historia, de las biografías. ¿Por qué no? No dejan de ser registros de la actividad humana con protagonistas. Se diferencian en el soporte: Megabytes donde antes había papel. 

¿Y si los acólitos de Hitler, por citar solo un ejemplo, hubiesen arrancado de las páginas de la historia (apelando a ese derecho al olvido) todas sus andanzas y tropelías? Hoy no se nos encogería el corazón al conocerlas. El hombre de las cavernas pintaba sobre las paredes, y bien que hemos mimado su testimonio porque de esa manera les hemos conocido. Reafirmando su recuerdo, huyendo del olvido. Y excavando yacimientos o pisando la luna, el hombre ha ido investigando su pasado y reconociendo su presente mirando hacia el futuro. Dejando huellas que nos esforzamos por cuidar.

¿Y si resultase que el asesino o el corrupto apelasen a la limpieza de su rastro cibernético? ¿O ellos no tienen derecho? Me parece peligroso. De momento ya hay sofisticados bufetes de abogados especializados en el tema del “borrado digital”, cuya minuta oscilara con el mercado. No creo que el turno de oficio entre en estos menesteres. “Tanto tienes….tanto puedes borrar”.

El ser humano construye paradojas. Desarrolla instrumentos y tecnologías maravillosas, pero de aplicaciones contrapuestas. Mortíferos misiles ultramodernos que matan en la distancia alternando con máquinas precisas que curan con precisión milimétrica.

Derrocha mucho dinero en borrar trazos y memorias informáticas  mientras invierte enormes cantidades de dinero en que perviva el recuerdo en el cerebro de pacientes con enfermedad de Alzheimer. Paradojas del olvido y el recuerdo, tan diferentes y contrapuestos. 

El recuerdo nos acompaña hasta la muerte, y solo en las tumbas del soldado desconocido está ausente. Nuestro nombre, nuestra memoria, aparecen grabados en los mármoles que tapan nuestra existencia. Solo se deja en blanco, al muerto anónimo, el que lleva implícito su propio derecho al olvido.